Té y Gong Fu Cha

Teteras de Yixing: Características y acondicionamiento

Yíxìng 宜兴 es una pequeña región en la provincia china de Jiangsu 江蘇. En esta zona se extrae un material conocido como “arcilla púrpura” (zǐshā 紫砂), que se lleva utilizando para producir alfarería desde los tiempos de la dinastía Song 宋朝 (s. X-XIII). Esta arcilla púrpura tiene ciertas características que la hacen especialmente apropiada para fabricar teteras y juegos de té. Veamos cuáles son estas características.

En primer lugar, la arcilla púrpura es rica en minerales, como el hierro, la mica y el cuarzo. Estos minerales reducen la acidez y la astringencia del té, haciendo la infusión agradablemente más suave.

En segundo lugar, las teteras fabricadas con arcilla de Yíxìng pierden calor muy lentamente, por lo que mantienen la temperatura de infusión durante más tiempo y la hacen más controlable.

Finalmente, se trata de un material muy poroso que absorbe los aceites esenciales del té. Esto significa que, con el tiempo, la tetera desarrolla sabores y matices particulares, dependiendo del tipo de té para el que la usemos. Se dice que, con los años, una tetera de Yíxìng puede producir té simplemente echando agua caliente sobre ella, ya que la arcilla respira y libera los aceites y sabores con los que ha ido “macerando”.

La arcilla púrpura es rica en minerales, que reducen la acidez y la astringencia del té.

Aunque se la denomina “púrpura”, podemos encontrar la arcilla zǐshā en tres colores: rojo, ocre y marrón violáceo, siendo este último el más apreciado, y pudiendo obtener otros colores por la mezcla de éstos o la adición de pigmentos minerales.

Las teteras de arcilla púrpura son ideales para hacer infusiones a altas temperaturas durante largos tiempos, por lo que resultan especialmente adecuadas para la preparación de té negro, Oolong y Pu Erh. Debido a que la arcilla absorbe las esencias del té, es muy recomendable (si bien no es imprescindible) reservar la tetera para un solo tipo de té, y no mezclar sabores. No obstante, si es la primera vez que adquirimos una tetera de Yíxìng, podemos usarla para varios tipos, y más adelante adquirir otra y reservarla para un solo tipo específico. Es aconsejable que hagamos esta elección antes de empezar a usarla, y que elijamos un té que vayamos a tomar a menudo, ya que de lo contrario la tetera quedará abandonada en algún rincón del hogar sin cumplir con el propósito para el que fue moldeada.

Las teteras de Yixing requieren un acondicionamiento previo a su primer uso.

Cocción (obligatorio):

Una tetera nueva que no ha sido usada tiene todavía restos de arcilla y polvo. Para eliminarlos y prepararla para su uso, habremos de seguir estos pasos:

1. Aclarar la tetera en agua fría. Bajo ningún concepto utilizar jabón (ver más abajo).

2. Preparar una olla lo suficientemente grande y colocar un paño limpio en el fondo. Este paño es simplemente para proteger la tetera durante la cocción, evitando que ésta choque contra el fondo. Llenar la olla con agua a temperatura ambiente y sumergir la tetera y la tapa separadamente. Cubrir la olla y ponerla a hervir a fuego suave durante 30 minutos.

3. Retirar la olla del fuego, dejar que el agua se enfríe y sacar la tetera, dejándola secar al aire.

Ahora nuestra tetera de Yíxìng está preparada para comenzar a usarse. Pero antes, si queremos, podemos también acondicionarla para que vaya adquiriendo el sabor de nuestro té favorito más rápidamente.

Acondicionamiento (opcional):

Una tetera tarda mucho tiempo en desarrollar el sabor particular de un tipo de té. Para acelerar este proceso podemos seguir estos consejos (este proceso no reemplaza la cocción; por lo que si no hemos cocido antes nuestra tetera, debemos hacerlo).

Seguiremos exactamente los mismos pasos que durante la cocción, pero esta vez rellenaremos la tetera con el té de nuestra elección (aquel para el que vayamos a utilizar la tetera). Tras hervir todo durante 30 minutos (tetera y té), retiraremos la olla del fuego pero no sacaremos aún la tetera: la dejaremos sumergida entre 12 y 24 horas.

Una vez transcurrido este tiempo, aclaramos la tetera con agua fría y la dejamos secar al aire.

Lavado:

No se debe usar ningún tipo de jabón ni de detergente para lavar una tetera (o tazas) de Yíxìng, ya que sería absorbido por los poros y esto arruinaría la tetera para siempre. Se ha de enjuagar únicamente aclarándola con agua del grifo después de su uso. Para limpiar las tazas podemos verter agua hirviendo por encima.

Tras el aclarado, dejar secar al aire sin la cubierta, para que no desarrolle humedades.

¡Gracias por compartir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *